Google Analytics

domingo, 2 de febrero de 2014

Semana de kickstarting en Otogami

Después de una semana en mi nuevo trabajo, que desde mi punto de vista parecen cuatro, voy a escribir sobre como ha sido el kickstarting en Otogami. ¿Qué es un kickstarting? ¿Qué hemos hecho? ¿Cómo lo hemos hecho? ¿Ha salido todo como estaba planeado? Os saco de dudas ya mismo, no, era un planning muy ambicioso y hemos tenido que recortar aquí y allá para centrarnos en lo que realmente nos aportaba valor.

Lunes

Como cabe esperar las primeras sesiones, que empezaron con un poco de retraso, fueron sobre los principios y “normas” de la empresa. Quedó claro desde el primer momento, si no había quedado claro antes, que somos una empresa enfocada a la transparencia, el trabajo duro y en la que valoramos a nuestros usuarios por encima de todo.


Tras unas sesiones de mañana muy intensas y una comida más intensa si cabe en Kilómetros de pizza, por la tarde empezamos a introducir datos en el backend de Otogami y hablamos sobre uno de nuestros mayores problemas, el SEO. Con Verónica en el equipo a partir de ahora vamos a crear mucho contenido original, lo que hará que Google nos quiera, o eso esperamos. Y además hubo una clase acelerada del uso de Mac OS X, que no es moco de pavo.

Martes

A parte de hacerme comer en un japonés!!!, pudimos ver las herramientas de gestión y comunicación de Atlassian que vamos a utilizar durante nuestro día a día. Posteriormente nos dividimos para tratar temas más específicos. En mi caso pasé gran parte del día con Jero conociendo parte de la arquitectura de Otogami y dejando el sistema de desarrollo a punto.

Para acabar el día fuimos todos a la exposición de Fernando Alonso, en la que pudimos disfrutar de un momento de calma y diversión que venía muy bien después de todos los conocimientos asimilados durante los dos días anteriores. Básicamente la razón de hacer esta actividad es para que todos nos conozcamos un poco mejor y formemos un gran equipo.



Miércoles

Llegados a este punto nos dimos cuenta que no podíamos completar todo el planning, por lo que empezamos a contemplar que cosas aportaban más valor a cada cual. Por mi parte resolví unas cuantas dudas con Jero sobre la arquitectura y luego empecé un spike para generar un poco más de conocimiento sobre nuestro próximo vertical, zapatillas de running.

Además, a media mañana recibimos la visita de Alex Dolara con el que tuvimos la oportunidad de compartir una agradable comida en el Alfredo’s. Y por si no hubiese sido suficiente con todo esto, Jero y yo asistimos a la reunión de Madrid Ágil en la que pude reencontrarme con muchos buenos amigos a los que no veía desde hace algún tiempo.

Jueves

Después del precalentamiento que habían supuesto los días anteriores, durante este día estuve trabajando en un bug real de Otogami. Algunos de los avatares de usuarios se nos habían roto, por lo que optamos por pasar un pequeño parche en base de datos para arreglarlo rápidamente y luego implementamos una solución a largo plazo, capaz de comprobar si algún avatar no era accesible y se volvía a obtener la información de Twitter en caso necesario. “Escrapeando” un poco la propia página de Twitter “of course”.



Lo estabais esperando, lo sé, durante la comida disfrutamos de un menú del día en el Viga Mar que nos dejó prácticamente KO. Uno de los mejores menús de todo Madrid, o al menos eso me han dicho :-) Y fue duro pero acabamos el día con una revisión y brainstorming de los planes de futuro de Otogami porque al día siguiente vendrían los inversores.

Viernes

Y para finalizar, el viernes nos pusimos morados de empanada gallega Milán-Dopico.

Ahhh sí, sólo tenía las empanadas en mente, parte del equipo presentó el roadmap a los inversores. Mientras tanto yo me ocupé de revisar el spike de zapatillas en el que estaba trabajando para sacar más conclusiones y poder afrontar el nuevo sprint con la máxima cantidad de información posible.

No os lo he contado, pero el lunes me gané el puesto de Scrum Master provisional del equipo, por lo que durante la tarde conduje la retrospectiva del sprint, aunque sólo estuve durante la mitad del mismo en el equipo. Al final salió bastante bien y pudimos sacar algunos objetivos a realizar durante la iteración que vamos a llevar a cabo durante las próximas dos semanas.


Lo vais a preguntar así que contesto ya, no, no fuimos de cena y karaoke, surgieron algunas circunstancias personales que lo impidieron :-P

4 comentarios:

Daniel López dijo...

Yo pensando que Otogami era una empresa y ahora resulta que es un club Gourmet. Lo que hay que ver :P.

Yeray Darias Camacho dijo...

Una de las pruebas para entrar es una kata de pizzas :-)

Javier Gómez dijo...

Valiente atajo de granujas que estáis hechos!... por no decir algo peor XD

Espero que Verónica y Candela tengan paciencia con los tres mariachis!!

Yeray Darias Camacho dijo...

Ayyyy truhán, mira como nos conoces :-)