Google Analytics

domingo, 21 de septiembre de 2014

Runnics en Betabeers Madrid

El viernes pasado me invitaron a dar una charla sobre Runnics en el Betabeers de Madrid, y al parecer gustó bastante, razón por la cual voy a colgar la información en el blog.
Y además voy a explicar brevemente el proceso que llevo a cabo para preparar una sesión como la de Betabeers, en la que presenté lo que hemos hecho durante los últimos 8 meses en Runnics, en tan sólo 15 minutos.

El Keynote

La presentación en vídeo

Así se hizo

Mucha gente cree que para una persona que "no tenga miedo al público", es muy sencillo realizar una presentación, pero nada más lejos de la realidad. Además de los nervios, que siempre se suelen tener, hay un duro trabajo por detrás que generalmente no se ve.
Y si además la sesión, en vez de durar 50 ó 60 minutos, tiene que durar 15, es aún más complicado porque hay que condensar mucha información en un breve espacio de tiempo.

Poniendo las ideas en orden

Para mi el primer paso consiste en saber de qué voy a hablar. En este caso ha sido muy sencillo porque la organización del evento ya me había indicado el tema. Muy bien, una cosa más que me quito.
Llegados a este punto, comienzo con un sketchnote o boceto de las ideas generales que quiero tocar y de la conclusión o conclusiones a las que quiero llegar. Ese boceto inicial no me lleva más de una o dos horas de darle vueltas, pero es el paso previo a la organización de toda la sesión.

Creando la estructura final

Con el boceto inicial hecho, llega el momento de iniciar la fase más importante, en la que hago un pequeño storyboard de la sesión mediante post-its y que en este caso me ha llevado aproximadamente 6 horas.
Con esta herramienta puedo hacer una primera prueba de la exposición y añadir o eliminar elementos fácilmente, además de ayudarme a tener una estimación del tiempo necesario.

Creando los elementos visuales

Ahora todo está bastante más claro y me puedo poner a hacer las slides. En mi caso la herramienta más rápida y cómoda es el Keynote, y aunque trato de que sea lo más sencillo posible sí que me gusta hacer uso de algunas animaciones por aquí, alguna transición por allá, por eso de darle dinamismo a la sesión.
Este proceso me lleva unas dos horas y casi todo el tiempo se va en ajustar la tipografía y buscar los recursos gráficos.

Practicar, practicar, practicar

Finalmente, cuando ya tengo una versión decente del keynote, practico varias veces la sesión. En este caso han sido unas 5 veces, lo que hace que haya utilizado una hora y cuarto en esta fase. En realidad es un poco más porque mientras hago la presentación para mi mismo incluyo u oculto slides en función del resultado.
Curiosamente practico más cuanto menos tiempo tengo. Si la sesión es de una hora no me preocupa tanto porque tengo algo de margen para improvisar, pero cuando es de 15 minutos, si el tema no es increiblemente sencillo, practico mucho para no quedarme bloqueado durante el evento.
Y esto es todo amigos :-)

2 comentarios:

Yurena García-Hevia Mendizábal dijo...

Estás hecho un hacha, y yo puedo corroborar aquel estado de alerta en Valladolid, si salta una bandera roja ni X jager bomb pueden contigo ;)

Yeray Darias Camacho dijo...

Jejeje, muchas gracias Yure :-)